El Ttongsul es un extraño vino que hace siglos era muy utilizado en Corea. Lo curioso de esta creación no son sus uvas, sino uno de sus extraños ingredientes. Está hecho a base de arroz mezclado con el excremento fermentado de bebé.

Según informa Publimetro el Dr. Lee Chang Soo comenta que anteriormente en la medicina oriental eran muy utilizadas las heces y lamenta que esa técnica se esté perdiendo. Su uso se remonta a varios siglos. Según aseguran viejos libros, este vino cura moretones, cortes, huesos rotos y hasta es un remedio para la epilepsia.

Si bien no hay mucha información de la bebida y muchos en la actualidad no conocen su existencia, en el pasado supo ocupar un lugar importante, y todavía actualmente algunos apuestan a su eficacia.

Yuka Uchida, una periodista, viajó hasta Seúl para probar este vino hecho a base de heces y, como no podía ser de otra manera, filmó el proceso.

RELATED POST