Solo tenemos un adjetivo para describir la experiencia de los cines en Corea del Norte. ¡Simplemente brutales! Al igual que en otros teatros actuales “las sillas son totalmente reclinables”. Los coreanos han subido el nivel de sus películas y funciones para una nueva estratosfera.

(MIRE TAMBIÉN: ¡Vieja mandó a que le amoblaran el rancho para meter a otro!)

RELATED POST