Tyler Buchanan, de 19 años de edad asesinó a su bebé de dos meses porque esta no lo dejaba dormir debido a su constante llanto. Después de asfixiar a su pequeña hija, trató de reanimarla con un cable de extensión. El lamentable hecho se registró en Estados Unidos.

Tras su detención, Tyler declaró que inicialmente la bebé se despertó alrededor de las 5:30 am ese día, tomó su biberón y volvió a dormir. Buchanan despertó más tarde y descubrió que la niña no respiraba. Cortó el extremo de un cable de extensión para reanimarla con electricidad, reseñó el periódico Arkansas Online. 

Sin embargo, tras varias investigaciones, las autoridades no creyeron en el testimonio del acusado, por lo que el hombre no tuvo otra opción que admitir el crimen. En una nueva declaración el joven padre explicó que presionó la cabeza de la bebé contra su hombro para así evitar que respirara.  

El hombre también relató que asfixió a su hija alrededor de las 2 de la madrugada, y la acostó en su cuna con la intensión de aparentar que la niña había muerto por otras causas. Al otro día, cuando la madre de la niña despertó, encontró a Buchanan sosteniendo a la bebé y él le dijo que no estaba respirando, por lo que la mujer de inmediato llamó al 911.

Los registros judiciales muestran que Tyler Buchanan fue acusado en diciembre por posesión de drogas, seis cargos por estafa con tarjeta de crédito o débito, allanamiento de morada o robo de propiedad.

Buchanan podría enfrentar la pena de muerte o cadena perpetua. 

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST