Mientras pasaba una tarde en el parque junto a sus hijas, un hombre se notó algo muy extraño y tenebroso: el columpio junto al que jugaban las niñas se movía solo, algo que dice duró cerca de dos minutos.

(MIRE TAMBIÉN: ¡Este hombre es un as del surf!)

Según su publicación en su perfil de Facebook, el juego se movía bruscamente y no era el viento ya que las demás atracciones estaban quietas.

RELATED POST