Una conductora de un colectivo escolar le pegó una patada a una chica autista que estaba subiendo y, por ese motivo, cayó de espaldas contra el pavimento. La mujer fue despedida y enfrenta cargos por maltrato ante los juzgados de Tampa, Estados Unidos.

La mujer se llama Stephanie Wilkerson, de 41 años, quien declaró que le había dicho a la chica que esperara su turno para subir. La reacción que tuvo fue pegarle una patada y la hizo caer desde la escalera al suelo.

RELATED POST

Comments are closed.