El increíble momento, fue capturado por un dron en las cristalinas y poco profundas costas de Australia, en bahía tiburón. Dos embarcaciones llenas con turistas se encontraban pasando por el lugar y lograron presenciar la aterradora y extraña escena.

RELATED POST