Este hombre quiere mucho a su pequeña y por eso mismo juega con ella. El le hace una broma que muchos tal vez considerarían un poco pesada, pero en realidad es que lo hace por querer divertir a su hijita y cuando ella crezca tendrá muy buenos recuerdos de su padre.

El hombre le ofrece un flan a su pequeña y cuando esta a punto de comerlo el la distrae y se come el flan completo, cuando la pequeña lo busca se queda pasmada de que desapareció en un instante.

Después el padre le da otro flan y cuando esta a punto de comerlo el hace lo mismo, pero esta vez la pequeña lo descubre.

RELATED POST

Comments are closed.