Algunos periodistas son tan apasionados por su trabajo que a veces les toca hacer de todo para conseguir un buen material. En el caso de este reportero, todo iba bien en su nota hasta que sin darse cuenta empujó a un hombre al agua. Como dicen por ahí ¨fue sin querer queriendo¨.

 

RELATED POST