[VIDEO] Barcelona nos da una lección: el fútbol es tan emocionante como impredecible