Nada mejor quesentir la satisfacción de recibir los ingresos que genera un negocio propio. Emprender es uno de los retos más grandes que existe y saber manejarlo es fundamental para garantizar el éxito de cada proyecto. Para esto, es necesario capacitarse y tener conocimientos básicos sobre cómo entender y hacer crecer una empresa (del tipo que sea).

Existen múltiples programas académicos que ayudan a formar líderes empresarios en distintos campos del conocimiento. Según cifras del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) Colombia, publicadas en 2016, “existe una relación directa entre el nivel educativo y la actividad empresarial. En 2016, la propensión hacia la creación de empresas nacientes y nuevas (TEA) de colombianos con postgrado fue del 33%, mientras que la propensión de colombianossin educación primaria fue del 6%.

Según lo estipulado en la Ley 114 de 2006, o de fomento a la cultura del emprendimiento, “la educación debe impulsar el espíritu emprendedor y crear vínculos entre el sistema educativo y el sistema productivo. En todo el país, mediante la formación en competencias básicas laborales, ciudadanas y empresariales se están desarrollando redes de emprendimiento. Estas redes de orden nacional, departamental o municipal (coordinadas por entidades públicas o privadas) desarrollan políticas y estrategias que promueven acciones conjuntas para el emprendimiento empresarial”.

Estudiar y capacitarse es la primera recomendación para crear empresa. Esto no sólo sirve como herramienta de conocimiento sino que además da mayor credibilidad al negocio que se quiera crear. Luego de esto, es importante aterrizar la idea de negocio para que sea estructurada y sostenible, según los objetivos de la empresa. Dejar la pereza también es muy importante, organizarse y crear horarios para trabajar, descansar y tener tiempo libre.

El presupuesto inicial también debe tenerse en cuenta. No necesariamente debe haber una gran cantidad de dinero para emprender pero sí debe haber un dinero de inversión para hacerlo. Hay que tener en cuenta los gastos generales y los personales: ingresos, deudas y gastos mensuales y la posibilidad de inversión.Pero ante nada, no dejar de lado la capacitación y estudio para hacer crecer esa idea de negocio.

RELATED POST