Una niña de 3 años revivió durante su propio funeral