Un salto fallido

No hay que pensarlo tanto…