Un fantasma movió la silla en teatro desocupado en Inglaterra