Su pareja es de silicona

Esta es la historia de un señor llamado Dirk quien conlleva una relación con su Real Doll – Jenny, una muñeca de silicona. Dirk había tenido un par de relaciones anteriores a Jenny, estas con mujeres seres humanas, y según Dirk no funcionaron. Fue entonces cuando decidió hacer una inversión en el amor y comprar a la muñeca Jenny, a quien hoy día dice amar y promete pasar el resto de su vida con ella. Dice que es capaz de oírla, hablar con ella y percibir su alma. Dirk dice no llevarla a luz pública porque tiene miedo de cuál sería la reacción de sus amigos si supieran de su relación. Para él es algo muy especial, una autentica compañera de vida, a la que le mima, le da de comer y acuesta noche tras noche. Dice Dirk que el sexo ha pasado a un segundo plano…

Imágenes cortesía de Sandra Hoyn, fotógrafa alemana quien documentó la historia de Dirk.

 

desayuno noche-de-sexo pajote-time cara piesitos pieles viendo-juego-de-tronos