¡Siempre se la hacen y siempre perdona!