Para graduarse no hay edad sino pregúntenle a esta abuela

¡Finalmente! Colette Bourlier, una anciana de 91 años de Francia pudo graduarse de un doctorado que había realizado hacía 30 años. Con una tesis titulada:»Los trabajadores inmigrantes en Besançon en la segunda mitad del siglo XX»» Bourleir puede comprobar que no hay edad para terminar una carrera universitaria.

(MIRE TAMBIÉN: ¿Es en serio? Esta es la prueba de que si existe la sopa de pizza)

Una historia que para muchos parecería casi imposible, Bourdier asegura que nunca se debe dejar de luchar por los ideales que uno tenga. Ahora no hay excusas para decir que una carrera de uno o dos años no se puede terminar en 30.

02H75387