Paciente se tiró un pedo e incendió el quirófano

Pocas veces suele pasar que un hecho común y corriente llame tanto la atención, como el pedo que se tiró un paciente en un quirófano del Hospital de la Universidad Médica de Tokio, Japón.

Al parecer el suceso no habría pasado a mayores de no haber sido por que la paciente de 30 años expulsó el desagradable olor justo en el momento en que la estaban operando con un láser en el cuello uterino lo que generó múltiples heridas y provocó un incendio en el lugar.

Según el equipo de investigación: «Cuando el gas intestinal del paciente se filtró en el espacio de la operación, se encendió con la irradiación del láser y la propagación de la quema, llegando finalmente al área quirúrgica y causando el incendio”.