Conmoción en el país tras la muerte de Zenaida Arroyave, mujer indígena que fue asesinada por su exesposo identificado como Francisco Rodríguez, quien le propinó un disparo con una escopeta delante de dos de sus cinco hijos y luego se quitó la vida.

Integrantes de la comunidad indígena en Vaupés indicaron que Arroyave y su expareja mantenían constantemente discusiones por el consumo de licor de Francisco. La Policía tardó cinco días para llegar hasta el caserío y confirmar el lamentable hecho que dejó huérfanos a cinco menores de edad.

El comandante del departamento de Policía de Vaupés señaló a RCN Noticias que los hechos se habrían presentado en medio de un riña entre la mujer y el hombre, quien había sido denunciado ante las autoridades por maltrato años atrás. 

Zenaida Arroyave se dio a conocer tras salvar la vida de su quinto hijo, poniendo en peligro su propia integridad. La mujer se practicó una autocesárea  en plena selva del Vaupés, ayudada por solo una cuchilla que le sirvió para abrir su vientre. 

“Yo llamé a mi esposo y le dije que me trajera un cuchillo y le dije que me cortara él mismo y él no me hizo caso, me dijo qué cómo iba a dañar el cuerpo de otro (…) Tres veces yo me rayé (el estómago) y salió el bebé”, dijo Zenaida en medio de la grabación de ‘Valientes RCN 2017’.

Pasaron unas horas y Arroyave fue llevada hasta un centro hospitalario en Mitú, donde sobrevivió junto a su bebé. Su caso fue reconocido en ‘Valientes RCN 2017’ por su arrojo y valentía, lo que le permitió viajar a Bogotá en diciembre pasado, por primera vez en avión.

“Aquí llegó con una cara sonriente diciendo ayúdeme a arreglar la herida doctora, esa era su única queja. Increíble”, dijo una de las doctoras que la atendió después de llegar a Mitú, donde fue llevada en bote.

La pareja dejó cinco niños, quienes serán trasladados desde el resguardo indígena hasta Mitú, donde recibirán apoyo psicológico a la espera de quién asumirá la custodia, según indicó RCN Noticias.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST