Este lindo gato se intentó robar las galletas del perro, con tan mala suerte que cuando la logró conseguir se le cayó y el perro se la comió.

Definitivamente., uno no sabe para quién trabaja.

RELATED POST

Comments are closed.