Como Javier Nicolás Rojas Medina, de 28 años; Juan David Guavita Leguizamón, de 25, y Carlos Andrés López Pérez, de 27 años fueron identificados por las autoridades los tres jóvenes que murieron atropellados por un tren del Metro de Medellín.

Los cuerpos fueron trasladados a la sede de Medicina Legal, en el barrio Caribe, para el dictamen de los médicos forenses.

Las víctimas eran oriundas de Bogotá y se espera que en las próximas horas, se realicen sus honras fúnebres con sus familiares y amigos, en su ciudad natal.

La Fiscalía asumió las investigaciones para esclarecer lo ocurrido en los rieles, cuando un tren que realizaba la revisión antes de iniciar la operación comercial, arrolló a los tres hombres. El incidente obligó a suspender el servicio durante varias horas.

Según un comunicado del Metro de Medellín, las personas “habían ingresado de manera ilegal a pintar otro tren estacionado entre las estaciones Aguacatala y Poblado”.

El subcomandante de la policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Rodríguez, dijo que se buscan a otras dos personas que también habrían ingresado al sistema.

“Preliminarmente, sabemos que estas personas habían ingresado a un lugar que es restringido para particulares. Al parecer, hay dos personas más involucradas en el hecho y los estamos buscando”, afirmó el alto oficial.

La empresa agregó que  “lamentamos este hecho y enviamos nuestras más sentidas condolencias a las familias de estos jóvenes, a quienes hubiéramos querido ver trabajando con nosotros de forma concertada con el Metro como lo hacen muchos artistas y personas apasionadas por el arte en todas sus expresiones”.

Esta es la quinta ocasión que uno de los trenes del sistema masivo de transporte de la capital antioqueña intenta ser rayado con  grafitis, luego de los reportados en enero de 2014 que dejó cuatro personas capturadas y judicializadas, dos más en marzo del 2016 y uno en febrero de 2017 .

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST