Un aberrante caso de abuso sexual a menores de edad se registró  en Argentina teniendo como atacante al mismo hombre.

En 2012, un argentino identificado como el “Chacal de Huincul” de 52 años violó a su hija de 16 años luego de drogarla. Según las investigaciones, el hombre aprovechó que se encontraba solo con la menor para darle una bebida que contenía un somnífero, y así cometer el delito.

El ‘Chacal’ fue capturada y condenado a 8 años de prisión, sin embargo, a mediados del año pasado le dieron la libertad condicional al cumplir los dos tercios de la pena.

El hombre ya en libertad no dudó en cometer el mismo crimen a los pocos meses con otra de sus hijas. Los medios locales reseñaron que la adolescente de 17 años se acercó por voluntad propia a su padre para conocerlo, ya que nunca habían tenido un vínculo de padre-hija.

El encuentro entre ellos se dio en diciembre en una cena que el hombre preparó aprovechándose de la necesidad afectiva de la joven. Una vez más el ‘chacal’ aplicó la técnica anterior, y le suministró unas gotas de un sedante a la bebida de su hija. Una vez se desmayó la chica, el hombre procedió a abusarla sexualmente.  

Tras la violación la menor quedó embarazada, sin embargo, perdió el bebé por un aborto espontaneo. La adolescente le confesó el abuso a su madre, quien la apoyó para denunciar penalmente al hombre y revelar la historia. “La víctima, tras sufrir un aborto espontáneo y gracias al apoyo de la familia y un cuerpo de psicólogos, materializó la denuncia”, indicó el fiscal.

La condena para este hombre fue dada a conocer el pasado viernes 31 de agosto. Ahora obtuvo una pena de 13 años y 6 meses de prisión, pero sin derecho a beneficios. 

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST