La agresión fue ocasionada con un pico de botella, porque para el conductor, él habría cerrado muy fuerte la puerta.

José David Ibarra Sossa, contó que tras bajarse de un taxi que había tomado en el centro histórico de Cartagena, el conductor lo agredió física y verbalmente porque para él había cerrado la puerta del vehículo demasiado fuerte, agregó que el hombre se le abalanzó, luego lo tumbó y empezó a golpearlo con un palo, no conforme con esto, también lo hizo con un pico de una botella en el rostro.

“Yo cerré la puerta y el tipo abre la puerta de él, y luego comienza a agredirme verbalmente. Tanto es así que termina agrediéndome, yo intenté escabullirme, pero el man me hala por el bolso que llevo de mi trabajo, yo me tiró al piso… cuando lo vi es con un palo, me estaba dando con un palo, luego con una botella” narró el agredido.

El joven manifestó que la comunidad se acercó a defenderlo y cuando logró reaccionar ya se encontraba en una clínica de la ciudad con puntos de sutura en el rostro. “Cuando me quise ver estaba en una clínica con un médico y cirujano plástico porque tengo una desfiguración el rostro. Son como 60 puntos los que me tomaron. Es un acto intolerante, las cosas no eran para que trasciendan de esta manera”.

Claudia Meza, abogada del joven Ibarra Sossa, manifestó que solicitará en la misma audiencia de imputación de cargos, la medida de aseguramiento si no es requerido por la Fiscalía General de la Nación. El taxista agresor fue capturado y podría ser responsabilizado del delito de homicidio preterintencional en grado de tentativa.

Ibarra Sossa, presenta en su mejilla izquierda una herida profunda, también registra una lesión similar cerca de la nariz y sobre el labio superior.

RELATED POST