Nada que aparecen las tres menores estudiantes de un colegio de la localidad de Chapinero que desde hace ocho días salieron del plantel y tomaron rumbo desconocido.

Claudia, madre de una de las tres adolescentes extraviadas dijo que su hija permanecía muy pendiente del chat a través de las redes sociales y seguramente una persona que conoció por este medio, la habría convencido a ella y las demás quinceañeras bajo engaños, para que abandonaran el hogar.

La única esperanza de los confundidos progenitores es que las autoridades logren ubicar el paradero de las menores que estarían en poder de una red de trata de personas.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST