Momentos de pánico vivieron los asistentes de dos sepelios que se realizaban en el Cementerio Central de Cali, luego que se escucharan varias detonaciones provenientes de armas de fuego.

Versiones iniciales del hecho, atribuyeron los disparos a un enfrentamiento entre algunos jóvenes pandillerosque acompañaban los dos cortejos fúnebres, mientras que otras hablan de sólo tiros al aire para despedir a las personas que fueron inhumadas en el camposanto.

El comandante del Distrito uno de la Policía Metropolitana de Cali, mayor Leonidas Bustos, dijo que gracias a la oportuna reacción del cuadrante, la situación no pasó a mayores y que al final se hizo el respectivo acompañamiento a las dos caravanas fúnebres, para que abandonaran el

El oficial agregó que no hubo personas detenidas ni lesionadas tras el episodio de los disparos y que la labor de la Policía fue la de brindar seguridad para los acompañantes de los sepelios se retiraran en paz y con seguridad.

La mayoría de las exequias de las personas que fallecen en el oriente de Cali y en especial por hechos violentos, como los enfrentamientos de pandillas oasesinados por pasar las llamadas “fronteras invisibles”, se realiza en el cementerio Central.

Una vez allí, los acompañantes de los sepelios, en muchos casos realizan disparos al aire y otros no respetan el camposanto para ingerir licor y otras sustancias alucinógenas así como ocasionar desórdenes, por lo que las directivas de este sitio y personas que visitan tumbas de sus familiares pidieron la presencia permanente de la Policía.

También preocupa a los habitantes de Cali que los cortejos fúnebres de muchos de los jóvenes asesinados que se desplazan a los cementerios Central y de Siloé, sus acompañantes que se movilizan en motocicletas, se apoderan de las vías de la ciudad, cerrándolas y portando armas.

Fuente Sistema Integrado de Noticias

RELATED POST