Continúa la incertidumbre en la zona del Catatumbo, luego que el alcalde del municipio de El Carmen, Edwin Contreras Chinchilla, asegurara este miércoles que era falsa la información sobre la supuesta liberación de su hijo Cristo José.

El pequeño fue secuestrado este miércoles a las siete de la mañana en el corregimiento de Guamalito, en el municipio de El Carmen (Norte de Santander), en momentos en que se alistaba para su jornada escolar.

En diálogo con RCN Radio, el mandatario local hizo un llamado a los secuestradores para que liberen pronto al menor y no le hagan daño. “No hay cómo calificar esta cruel maldad que le hacen a este inocente niño, de pasar una noche en manos de ellos y sin recibir noticia alguna”.

No obstante, contrario a la versión que surgió este miércoles sobre la liberación, Contreras advirtió que no tienen pistas sobre el paradero de su hijo.

“La verdad no tenemos pistas, esta zona el invierno también está azotando, no quiero imaginar cómo estará mi hijo, tener que aguantar toda esta situación”, dijo bastante conmovido el alcalde de El Carmen.

Además, señaló que ayer cuando recibió la noticia sobre la liberación de Cristo José, no la creyó mucho, dado a que en ese instante estaba acompañado de uniformados de Ejército y Policía, quienes no tenían conocimiento de la información que estaba circulando.

“Me extrañaba porque si el Presidente tiene línea directa conmigo, al primero que debía llamar sería a mi. En su momento se generó un teléfono roto y se propagó esa noticia en redes sociales y fue tan convincente que altos mandos militares, tal vez mal informaron al Presidente, quien también hizo el pronunciamiento que ya mi hijo iba a regresar; fue una alegría que se desvaneció en pocas, horas, minutos”.

De igual modo, relató que la noche de este miércoles fue de incertidumbre, a la espera de poder recibir una noticia alentadora. Además, se mostró preocupado por la salud del abuelo de Cristo José, pues sufre de problemas cardíacos y está muy afectado por el secuestro de su nieto.

El subdirector de la policía Nacional, general José Ángel Mendoza, explicó que en la región se encuentran más de 200 uniformados de las Fuerzas Militares y de Policía adelantando una operación candado para dar con el paradero del menor de edad.

“Tenemos todo un dispositivo ordenado por el ministro de defensa, Guillermo Botero, para evitar que los secuestradores se salgan del cerco que se tiene en toda la región, para poder recuperar al pequeño en el menor tiempo posible”, expresó el general.

Agregó que siguen la orden del presidente Iván Duque, quien condenó este secuestro y pidió permanecer en la zona hasta poder ubicar al niño y a sus captores.

Fuente RCN Radio

RELATED POST