Vaneza Peláez se convirtió en centro de noticias de forma indirecta, luego de que su exesposo Sebastián Murillo Echeverry, conocido como ‘Lindolfo’, fuera capturado el pasado mes de febrero en su apartamento en El Poblado, Medellín. Al momento de ser detenido, el hombre de 33 años se encontraba con la presentadora y sus hijos.

Murillo fue acusado de ser uno de los principales cabecillas de la estructura mafiosa conocida como ‘La Oficina’, la cual delinquía en el Valle de Aburrá. De acuerdo a la información recolectada por las autoridades, el exesposo de Peláez lideraba la banda de ‘Caicedo’, la cual se dedicaba al sicariato, tráfico de drogas y armas, secuestros, extorsión y desplazamientos.

Sebastián Murillo era reconocido en los medios nacionales como un empresario de textiles y comerciante de ganado. Como quedó registrado en varias fotografías y material de la farándula colombiana, el joven solía asistir a eventos importantes, fiestas y reuniones de negocios, camuflando las verdaderas actividades ilegales en las que estaba involucrado.

Sin embargo, aunque la captura de Murillo se llevó a cabo a principios del año, la primera sentencia se dio a conocer recientemente. De acuerdo a información brindada por la Fiscalía General de la Nación, la pena de ‘Lindolfo’ incluyó los cargos: concierto para delinquir, homicidio agravado y porte ilegal de armas.

Según indicó el ente acusador, el Juzgado Quinto Penal del circuito Especializado de Medellín decidió condenar a Sebastián Murillo Echeverry a una pena de 18 años y seis meses de prisión.

“De acuerdo con las pruebas técnicas obtenidas por un fiscal  de la Dirección Especializada contra la Criminalidad Organizada, el procesado es el responsable del homicidio de José Ocampo Obando, alias ‘Pelusa’, ocurrida el 22 de abril de 2017 en el barrio Las Palmas de la capital antioqueña. La víctima, quien hizo parte del llamado Cartel de Medellín, fue baleado por sicarios cuando tanqueaba su vehículo”, afirmó la Fiscalía acerca de los detalles del asesinato por los que se le está imputando el cargo de homicidio al joven.

En el comunicado compartido por las autoridades, también se destacan las condenas y procesos aplicados a “Martín Fernando Tamayo Cano, alias Martín o Martica, a 18 años de prisión; Jhon Jairo Vélez Londoño, alias Orejas, a 17.5 años; y Alexánder Tobón Grajales, alias el Viejito, a una pena de 17 años de cárcel”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST