ALERTA … Increíble … Ante el asedio de las autoridades y tras ser mostrado por televisión, periódicos y redes sociales, se entregó en las últimas horas el pistolero de la Plaza de Bolívar.

El joven tirador, identificado como Fabián Enrique Vargas Rubio llegó a las instalaciones de la Sijín en el centro de Bogotá para ponerse a órdenes de los uniformados de la institución luego de accionar su fierro el pasado domingo contra agentes del orden en medio de las protestas del día del trabajo en la capital del país.

Tras ser reseñado, Vargas Rubio junto a su arma de fogueo, fue conducido al Complejo Judicial de Paloquemao en donde manifestó que se entregaba a la justicia para limpiar su nombre y a su vez pedir perdón a toda Colombia, porque reconoce que se le fueron las luces al hacer semejante bestialidad.

RELATED POST