La diseñadora de videojuegos Jane McGonigal realizó una investigación en la que concluyó que jugar Angry Birds en el trabajo es recomendado debido a que puede aumentar la productividad de los trabajadores.

Según su estudio, publicada en Harvard Business Review, esas pequeñas actividades no productivas, son una manera inteligente de pasar el tiempo.

McGonigal aseguró que jugar durante el trabajo ayuda para una mejor concentración, solución de problemas y menos predisposición al abandono en el trabajo.

De hecho, indicó que solo son necesario cuatro minutos por hora para que mejore la productividad de los empleados.

RELATED POST