El mundo tiene sus ojos puestos en Indonesia, luego del fuerte terremoto, seguido por un tsunami en isla de Célebes, que deja por el momento más de 1200 muertos. Las autoridades locales calculan que 2.400 millones personas han sido afectadas por este desastre.

No obstante, en Colombia la ciudadanía se cuestiona sobre qué tan preparados están los organismos de socorro ante un terremoto de gran magnitud.

Ante las dudas, RCN Radio contactó al coronel Ricardo Coronado, profesional especializado de la Defensa Civil, y una de las voces más autorizadas en el país para abordar este tema.

De acuerdo con Coronado, ni Colombia, ni ningún otro país, está completamente preparado ante un terremoto. “Lo que sí podemos hablar es que aquí en Colombia cada día hemos tratado de implementar la política nacional de Gestión de Riesgo, que nos permite de alguna manera estar mejor preparados para poder enfrentar un sismo”.

Además, manifestó que a nivel nacional está diseñado un plan de Gestión de Riesgo de Desastres, el cual incorpora una serie de análisis técnicos y a su vez ha permitido desarrollar, por ejemplo, la normatividad NSR-10, la cual contiene los requisitos generales de construcciones sismo resistentes, para que las edificaciones que se construyan tengan unos mínimos técnicos para soportar un terremoto.

“Si bien es cierto la preparación no es completa como quisiéramos, tenemos la seguridad de ir avanzando en la dirección adecuada hacia una mejor preparación de nuestras comunidades y nuestros entornos”.

Todas las  construcciones tienen un nivel de vulnerabilidad

Según el funcionario de la Defensa Civil, antisísmico realmente no hay nada. Aclaró que lo único que establece la normatividad NSR-10 es fijar unos parámetros para el diseño de estructuras, así como los materiales y demás aspectos técnicos que se involucran dentro del diseño de la construcción.

¿Está preparada la ciudadanía?

Desde la Defensa Civil consideran que la preparación a la ciudadanía, como a entidades del estado ante un terremoto ha mejorado, puesto que los planes de Gestión de Riesgo tanto en municipios y departamentos han incorporado una serie de actividades de conocimiento, reducción y manejo del riesgo.

“La naturaleza últimamente ha manifestado unos eventos que sobrepasan la predicciones y en ese sentido es difícil hacer esa proyección. Los estudios técnicos nos indican que se ha desarrollado la dirección correcta y que las acciones que se han tomado en materia de diseño de normatividad de sismo resistencia es la adecuada, siempre y cuando las constructoras que desarrollan estos grandes proyectos involucren criterios técnicos en el diseño de la construcción de las nuevas edificaciones”, agregó.

Las regiones de mayor riesgo sísmico en Colombia

El profesional especializado de la Defensa Civil advirtió que Colombia existen unas regiones que son de un riesgo sísmico mediano, es decir la zona Andina y el Pacífico.

“Las montañas son una muestra clara que existe algún tipo de dinámica geológica. Toda la zona Andina está expuesta a la acción de los sismos, igualmente en el Pacífico, teniendo en cuenta que Colombia está ubicada en el Cinturón de Fuego del Pacífico”, señaló.

Entre tanto, los Llanos Orientales, como la Amazonía, tienen un riesgo sísmico bajo, puesto que son regiones que presentan un dinámica geológica baja, e históricamente tienen un menor registro de terremotos.

Bogotá no está exenta a un terremoto

La capital del país  ha enfrentado siete terremotos, uno de los más fuertes fue el ocurrido el 31 de agosto de 1917, el cual sacudió a Bogotá durante 15 segundos.

Así mismo, se recuerda el que se presentó el 12 de julio de 1785,  considerado uno de los temblores más largos, pues duró alrededor de dos minutos; y el más antiguo, el ocurrido el 18 de octubre 1743.

Ante esos fenómenos telúricos,  Coronado explicó que en geólogia todo lo que ocurrió en el pasado pasado, lo más probable es que vuelva a ocurrir. 

“En geología lo que ya ocurrió es muy probable que repita nuevamente. Estamos en una región sísmica; aquí en Bogotá han ocurrido sismos y es muy probable que en el futuro tengamos también afectación por ese tipo de eventos”.

No obstante, recordó que Bogotá es una ciudad que contempla entre sus planes el riesgo sísmico, lo que le permite estar un poco preparada ante un fenómeno natural de ese tipo.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST