La boda tuvo lugar el 17 de junio en uno de los accesos del puente, a la que asistieron 14 invitados, entre ellos el alcalde de Saint-Jean-de-Fos, un pueblo cercano.

Una curiosas historia sucedió en Francia. Jodi Rose, una mujer australiana, decidió casarse con un puente de 600 años, en el sur de este país.

Ella afirma que este ‘viejo’ es el amor de su vida pues es fuerte, confiable y muy seguro.

La estructura que esta mujer eligió como compañera es el Le Pont du Diable (El puente del Diablo en español), fue construido por monjes benedictinos en el siglo XI sobre el cause del río Hérault.

Con información de La F.m

RELATED POST