Por tener nombres de superhéroes, de personajes mitológicos, de difícil pronunciación o incluso, nombres del sexo opuesto, 8.462 colombianos se acercaron a las notarías para cambiarse el nombre.

La Superintendencia de Notariado y Registro reveló que entre los casos de cambio de nombre está el de un ciudadano que se llamaba Consuelo Alfonso y pidió eliminar su primer nombre.

Otro caso es el de un menor de edad llamado Gokū, quien decidió cambiarse el nombre debido a que sus compañeros de colegio le hacían matoneo. La entidad también encontró el caso de una niña llamada Élsida, a quien los compañeros de colegio le decían ‘El Sida’.

Este trámite también lo hicieron algunos hombres quienes fueron bautizados como Batman, Carsito, Gunnaringumu y Zubarra, mientras que para las  mujeres figuraban nombres como Ponopono, Zyruma o Chidopuma y Zubarra, entre otros.

En el listado también figuran ciudadanos cuyos nombres de pila eran: Topo, Pescao, Pantaleón, Euclides, Sinforoso, Y Anacleta, todos ellos optaron por un nombre más común.

Las ciudades donde ha sido más evidente el inconformismo de los colombianos con su nombre son Bogotá, Cali y Barranquilla.

El trámite notarial, que tarda un día, contempla la posibilidad de suprimir, adicionar o modificar el nombre o los apellidos. Y Aunque está permitido solamente una vez en la vida, si el procedimiento es efectuado cuando se es menor de edad, el interesado puede volver a cambiarlo cuando llegue a la mayoría de edad.

Fuente  Sistema Integrado De Información

RELATED POST