José Ortega, padre de la iglesia de la ciudad San Juan en Argentina, renunció a su trabajo después de que un joven pusiera en evidencia sus intenciones sexuales con un supuesto menor de edad.  

Al parecer, Ortega ya había tratado de seducir a un joven de la esta ciudad, ya que le escribía a altas horas de la noche tratando de concretar un encuentro.   

El primer joven que trató de seducir el padre le comentó a un amigo la situación por la que estaba pasando. El amigo creó el perfil de un joven delicado y frágil con la intención de contactar al padre y poner en evidencia las conductas aberrantes que tenía este sujeto.

Le también: Relaciones sexuales con la expareja ¿podría generar beneficios?

El joven con el perfil falso logró mantener una conversación de 24 horas, en las que se veían claramente las intenciones sexuales que tenía el padre con el supuesto menor de edad, ya que el párroco trató de establecer un encuentro para ‘comer’ o ‘tomarse un café’.

Después de sacar unos ‘pantallazos’ de la conversación por WhatsApp que sostuvo con el padre,  el joven publicó a través de una cuenta falsa de Facebook las imágenes de las conversaciones  que tuvo con Ortega.  

En la publicación el joven escribió: “Hace unos días un amigo nos escribió que estaba recibiendo mensajes a altas horas de la noche de alguien que le decía: ‘somos amigos en facebook, saqué tu número de ahí’. Resultó ser un conocido cura de San Juan: Pepe Ortega”.

“Copié el número y creé un personaje similar al de mi amigo: joven, delicado, con aires de pureza e inocencia de una tierna edad, pulcro, cuerpo delgado y atlético. El perfil ideal para quienes se forman en la homoerótica de la belleza del mancebo griego”.

“He aquí el chat de 24hs mantenido con Ortega, el cual pretendía que nos juntásemos a ‘comer, tomar un helado’ para conocer en vivo y directo al ‘pequeño joven’ -como llamaba a Lisandro”.

Le puede interesar: La cuenta de Instagram que retrata a los más guapos de Transmilenio

“Pero bueno, si leen el chat, verán cómo la comida y el helado fueron olvidados para dar lugar a la lujuria clerical cazadora de ‘pequeños jóvenes’ (hay registro de audios con la voz de Ortega). Llegó al lugar pautado, tomé las fotos y me retiré”.

“Si estás en una institución anti-derechos como representante de tal discurso de odio y te cabe la doble moral, hay #Escrache”.

Las evidencias hicieron que Ortega pidiera perdón en un video ante un medio local de la zona, y horas después dimitió a su rol como padre de esta iglesia.  

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST