La Policía Metropolitana de Bogotá le ‘echó mano’ a un ‘choro’ que en las horas de la noche del jueves le tumbó un finísimo reloj marca Rolex a un pinchado ejecutivo en la localidad de Usaquén, norte de Bogotá.

El coronel Ángel Acosta dijo en Radio Uno de RCN que el malandro con dos armas de fuego le cayó por sorpresa al alto ejecutivo, quien al ver semejantes ‘fierros’ apuntándole a la cabeza, no tuvo otra que entregarle el regalito de 30 millones de pesos que se había dado.

El oficial de Inspección y Vigilancia de la MEBOG comentó en el Noticiero de Uno que gracias a una reacción oportuna de un cuadrante de la institución, al pillo lo atraparon.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST