Una mujer que iba en el avión de Aeroméxico grabó el preciso momento del accidente que por fortuna no dejó personas fallecidas. En las imágenes que circulan en redes sociales se aprecian las difíciles condiciones climáticas que se estaban presentando en ese momento.

De un momento a otro, mientras la pasajera Ramin Parsa de 32 años de edad grababa el que sería el despegue del avión, se viven momentos de angustia luego que el aparato perdiera el control y terminara en llamas a un costado de la pista.  

¡Abre la puerta!“, se escucha gritar a uno de los pasajeros del vuelo que despegada del aeropuerto internacional Guadalupe Victoria, con rumbo a la capital del país. 

“Rezábamos cuando nos alejamos del ala. Los niños estaban llorando. Había gente quemada, en sus manos y pies. Es un milagro que estemos vivos”, dijo Parsa en entrevista con NBC News este miércoles.

José Rosas Aispuro, gobernador del estado Durango, informó que los 18 heridos del accidente evolucionan favorablemente. Entre las personas afectadas que presentan mayor gravedad se encuentra una niña que tiene quemaduras de primero y segundo grado.

Entre tanto, el piloto del avión de Aeroméxico está en estado estable después de haber sido operado en la noche del martes.

Las autoridades aún desconocen los motivos del accidente de la nave que contaba con diez años de antigüedad. En el avión se movilizaban 103 personas -99 pasajeros y cuatro miembros de la tripulación- entre ellas 11 niños.

Expertos en aeronáutica califican como un milagro el hecho que el accidente no haya dejado personas muertas. Afirman que la rapidez con que los pasajeros evacuaron el avión antes de incendiarse, fue vital para en parte las cosas no salieran tan mal.

De igual modo, aplauden la oportuna actuación de los tripulantes del avión. 

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST