Un nuevo caso de violencia infantil se registró en España cuando una pareja obligó a una de sus hijas a verlos tener sexo atándola a una silla.

El lamentable hecho sucedió en el año 2015 cuando la menor tenía siete años de edad. Según las investigaciones, los padres la amenazaban con agresiones físicas si intentaba hablar o escapar.

Las autoridades revelaron que el hombre en ocasiones la castigaba dándole duchas con agua helada y golpeándola. La madre tenía conocimiento de esos maltratos, pero no hizo nada para impedirlos.

El último abuso por parte de esta pareja contra su hija tuvo lugar en abril de 2015, cuando la niña ya estaba viviendo con otros familiares y el padre fue a visitarla entregándole un reproductor de fotos y videos. El hombre le aseguró que contenía fotografías de perritos, sin embargo, entre las imágenes habían vídeos de la madre desnuda practicando sexo oral o fotografías de genitales masculinos.

Tras su detención, los esposos fueron juzgados y sentenciados a solo un año y medio de prisión. Además, la juez ha impuesto a ambos las multas de 1.440 euros por los delitos de exhibicionismo y provocación sexual, y el hombre deberá pagar asimismo otros 1.440 euros, por un delito de exhibición de material pornográfico.

La menor se encuentra de tratamientos psicoterapéuticos.

Fuente RCN Radio

 

RELATED POST