No aceptó los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación, Alexander Ospino Castro de 33 años de edad, el tipo que confesó el crimen contra la pequeña María José de tan solo 4 meses de nacida en la población de Chía en el departamento de Cundinamarca.

El individuo fue llevado a la población de Tabio ante un despacho judicial, sitio en el cual se adelantó el proceso de imputación de cargos y legalización de captura, pero en horas de la media noche del martes, cuando le ‘achacan’ los delitos de secuestro agravado y homicidio agravado contra menor de edad, no aceptó los mismos.

El samario fue trasladado bajo estricta custodia policial a un calabozo especial y hoy continuara la diligencia donde le dictarían la medida de aseguramiento que ordena su traslado inmediato a una de las cárceles del departamento.

El coronel Edwin Chavarro dijo en Radio Uno de RCN que la investigación y recolección de pruebas y análisis entre Policía, Fiscalía y entidades del gobierno duró cerca de 72 horas y destacó que gracias a los medios de comunicación y la propia ciudadanía, se pudo dar con la ubicación del individuo en San Carlos de Guaroa, departamento del Meta.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST