Momento angustioso vivió una familia de la localidad de San Cristóbal Sur en Bogotá luego que un niño, integrante del hogar, se le atravesara una espina en la garganta en el momento que ingerian un pescado.

El padre del pequeño de año y medio de edad, manifestó que lo llevó de urgencia al hospital San Blas en donde por falta de equipos lo remitieron en una ambulancia al hospital de La Misericordia, sitio en el cual no lo atendieron y por eso lo regresaron al San Blas.

(MIRE TAMBIÉN: Esto sucedería si todos los humanos desaparecieran de la Tierra)

Gracias a las presiones hechas por los parientes y por la propia Secretaría Distrital de Salud, al infante lograron atenderlo y posteriormente extraerle la espinaque lo tenia en mal estado de salud.

RELATED POST