Un adolescente del Reino Unido, con alergias severas a los lácteos murió después de que aparentemente un compañero de clases le lanzara dentro de su camisa un trozo de queso, según informó ante una corte en Londres, el médico forense que atendió al menor.

El niño de 13 años, identificado como Karanbir Cheema, tuvo una reacción alérgica en el mes de junio en la escuela secundaria  ‘William Perkin Church of England’ en Greenford, informó el Telegraph del Reino Unido.

Karanbir era extremadamente alérgico al trigo, gluten, todos los productos lácteos, huevos y nueces. 

El caso que llegó a la corte esta semana, reveló lo que ocurrió ese día. Según contaron algunos testigos presenciales y el paramédico que lo atendió en la escuela,  el menor de edad se encontraba en shock anafiláctico (reacción alérgica muy grave).

A pesar de tratar al adolescente con medicamentos, un inhalador y un bolígrafo especial utilizado para inyección en casos de shock anafiláctico, Karanbir siguió teniendo problemas. 

En ese momento, los paramédicos lo llevaron completamente inconsciente a un hospital local. Nunca recuperó la conciencia, y finalmente murió aproximadamente dos semanas después. 

El compañero de clase de Karan, también un niño de 13 años fue arrestado más tarde por sospecha de intento de asesinato. El trágico episodio fue contado el pasado miércoles en el juzgado de Saint Pancras.

El paramédico, Kierin Oppatt, dijo que en la llamada de emergencia le advirtieron que se trataba”solo una reacción alérgica”, pero cuando llegó al lugar, Karan estaba intentado respirar, su piel estaba enrojecida e inflamada,  según relataron los medios locales.

Oppatt recordó cómo Karan cayó inconsciente y dejó de respirar poco después de su llegada. “Al llegar a la escena, inmediatamente supe que su vida corría peligro y que tenía un alto riesgo de sufrir un paro cardiaco y respiratorio”.

“El personal de la escuela nos dijo que tal vez alguien había perseguido al paciente con queso y procedió a tirarlo por su camiseta”, contó el paramédico.

Los familiares de Karan asistieron a la audiencia, y su madre, Rina Cheema, exigió “respuestas”. “Estoy devastada. Él era un niño muy brillante.  Lo crié sola. Lo entrené para que conociera todo sobre su condición alérgica”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST