En Florencia, Caquetá, hay consternación tras conocerse el caso de una menor de 10 años de edad quien en las últimas horas dio a luz a su pequeño hijo, el cual sería producto de un abuso sexual cometido por un mismo integrante de su familia.

Según el comandante de la Policía del Caquetá, el coronel Javier Navarro, una vez se conoció la situación, se inició un trabajo de seguimiento junto a las autoridades del Putumayo, en donde residen la menor y su familia.

“Con las demás autoridades se realizó el procedimiento de protección de derechos de esta niña de 10 años. Es un caso aberrante en donde al parecer estaría involucrado un miembro de su núcleo familiar y estamos trabajando para dejar a disposición de la autoridad competente al responsable de este repudiable hecho”, señaló el oficial.

De acuerdo con el reporte preliminar entregado por el médico Camilo Díaz, director científico del Hospital María Inmaculada de Florencia, la niña tuvo el bebé por cesárea, y tanto ella como su hijo se encuentran en buenas condiciones de salud.

“La paciente que nuestro personal ha atendido es una menor de 10 años de edad, y por información de la Comisaría de Familia del Putumayo, desde donde venía remitida, nos informan que el embarazo es producto de un abuso sexual cometido (…) al parecer por un hermano de la menor”, explicó Díaz.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Comisaría de Familia y la Fiscalía asumieron el caso y trabajan de manera articulada para garantizarles los derechos tanto a la menor como a su bebé y hacer las investigaciones pertinentes.

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST