María Cristina Saavedra, enfermera de profesión y residente en Ibagué, vivió un momento trágico en el que volvió a nacer.

En el año 2000, Saavedra se trasladaba en su vehículo cuando fue embestida por una camioneta que salió de la nada. El conductor que al parecer estaba bajo los efectos del alcohol huyó del lugar, dejando a María moribunda atrapada dentro de las latas de su carro.

A los pocos minutos, la mujer fue trasladada de urgencia al hospital Federico Llaras Acosta sin signos vitales. Los médicos que la recibieron la declararon clínicamente muerta y llevaron su cuerpo hasta las instalaciones de la morgue.

A las horas, los familiares de María Cristina llegaron para reconocer el cuerpo, siendo su hermana gemela la que ingresó a la sala. Al levantar la sabana que cubría la anatomía de la enfermera, María Eugenia abrazó con dolor a su melliza. Fue en ese momento en el que ocurrió un milagro.

La paciente dada por muerta comenzó a toser sangre y tener convulsiones. De inmediato la llevaron al quirófano para tratarla.

Desde entonces ya han pasado 18 años, y María Cristiana no ha dejado de visitar las salas de operaciones, en las que se ha sometido a más de 108 cirugías para mejorar su aspecto tras ser gravemente herida.

Próximamente la mujer le realizarán la cirugía número 109 que le devolverá las líneas de expresión de su rostro con una prótesis de cara, y también le instalarán lo que ella denomina ‘un ojo biónico’.

Fuente: Alerta Tolima

RELATED POST