La Policía de la ciudad de Barranquilla logró esclarecer el caso de una mujer quien denunció haber sido víctima del rapto de su hijo recién nacido, luego que desconocidos presuntamente la drogaron y le robaron al bebé que aún estaba en su vientre.

De acuerdo con  las investigaciones se pudo establecer que la mujer que simuló su embarazo y denunció el presunto rapto, con el fin de engañar a su pareja sentimental, movilizando infructuosamente a la policía.

Todo comenzó cuando Antonela Milena Santiago padilla de 37 años, residente del barrio San Salvador, denunció a la policía que había sido secuestrada por unos sujetos que iban en un vehículo rojo.

En su relato la mujer indicó que que la habían drogado, le habían sacado al bebé de su vientre y posteriormente la habían arrojado en un sector comercial del barrio Villa Campestre en el norte de la ciudad.

El General Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla aseguró que ” una vez conocimos la denuncia desplegamos un dispositivo de búsqueda con el fin de dar con el paradero de los responsables. Para nuestra sorpresa cuando le realizaron los exámenes para verificar la veracidad de su denuncia, se descubrió que no estaba embarazada y que no se había presentado el secuestro.

Las versiones que había dado la mujer sobre una presunta programación de un procedimiento de parto fueron falsas, al igual que las ecografías que le había presentado a su pareja durante los últimos ocho meses.

El exámen de sangre fue determinante, además que en su cuerpo la mujer no presentaba ninguna herida, y los más curioso del caso es que la mujeres después que fue dejada al descubierto, dijo que perdonaba a sus secuestradores y que no iba a colocar una denuncia antes las autoridades“, indicó el oficial.

Fuente Sistema integrado de información

RELATED POST