Una mujer de Pensilvania, Estados Unidos, acusada de usar el peso de su cuerpo para atacar y aplastar fatalmente a su novio el pasado mes de marzo, se declaró culpable de asesinato en tercer grado esta semana.

Windi C. Thomas, de 44 años, aceptó la sentencia de 18 a 36 años en una prisión estatal como parte de su acuerdo de culpabilidad con los fiscales. Su sentencia está programada para iniciar el 21 de diciembre, reseñaron los medios locales.

Durante su declaración, Thomas contó a los investigadores que tuvo una discusión con su pareja, identificado como Keeno Butler también de 44 años. Al ser dominada por la ira, la mujer decidió atacarlo con un cuchillo, lesionando su mano.

Tras su fallido intento por herirlo de gravedad, Thomas tomó la pata de una mesa y lo golpeó fuertemente en la cabeza. Al ver al hombre un poco inconsciente, Windi colocó su cabeza sobre un sofá y se sentó sobre él por uno minutos hasta asfixiarlo. La mujer pesa casi 140 kilos.

La muerte de Butler se dictaminó como un homicidio “causado por insuficiencia respiratoria secundaria a traumatismo de fuerza bruta en el cuello y compresión torácica, exacerbado por traumatismo de fuerza brusca en la cabeza”, según la declaración jurada.

La policía dijo que el cuerpo del hombre de 54 kilos fue encontrado en el piso de la sala de estar en la residencia de ambos después de que Thomas llamó al 911 e informó que había matado a alguien.

Sandra Butler, la hermana de la víctima, aseguró que ella y su familia no están de acuerdo con la sentencia de Windi. “Ella debe pagar más de 40 años de prisión. Se robó la vida de mi hermano. Mi madre no acepta su muerte”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST