ATENCIÓN… Increíble… Tremenda matada se pegó en las últimas horas un vigilante que cayó de una altura considerable cuando cuidaba una obra en construcción que se levanta por los lados de la calle 80, en Engativá.

El infortunado guarda identificado como Rafael Orozco Escarzo de 24 años de edad, al parecer perdió el equilibrio y se fue al vacío, pereciendo por trauma de cráneo severo y fractura en sus extremidades inferiores.

Unidades del CTI de la Fiscalía investigan si el hecho tiene que ver con un accidente o un empujón provocado por un obrero que le cargaba tirria.

RELATED POST