El  hecho que conmociona a los Neivanos se habría presentado en el sur del municipio en el barrio el Limonar en donde residía el menor Juan Sebastián Paéz  junto a su madre y padrastro, y  hasta donde llegaron los  integrantes de la Policía Metropolitana quienes lo trasladaron con la progenitora hasta  la ESE Carmen Emilia Ospina  a donde llegó sin signos vitales.

La muerte del menor es  materia de investigación por las autoridades, ya que  al parecer Juan Sebastián Paéz habría recibido una fuerte golpiza que le ocasionó la muerte.

El Asesor técnico científico, Cesar Alberto Polanía, del centro de salud ubicado en el barrio Canaima indicó que “el menor ingresó por el servicio de urgencias en donde se encontraba el médico Pediatra, llegó sin signos vitales y con los hallazgos que se establecieron no estaba para reanimarlo, tenia signo neurológicos de  muerte, en el reporte de la historia clínica se evidencia que el niño fue llevado por su madre y la Policía”.

Justino Hernández, Director de Fiscalía en el Huila, explicó que “se tuvo conocimiento del ingreso del menor el pasado sábado a la ESE Carmen Emilia Ospina,  situación que llamó la atención de la Policía judicial por los signos aparentes de maltrato, iniciamos la investigación y una vez  recibimos el dictamen de medicina legal,  es concluyente que se trata de  un caso de maltrato infantil en la capital del Huila”.

Todo parece indicar que el menor recibió una fuerte golpiza según al Asesor técnico científico de la ESE, “el niño tenía signos de trauma, tenia lesiones de abrasión y laceración en la región frontal, también en el lado  izquierdo de la cara tenía signos de trauma manifestado por equimosis y tenía signos de trauma en el tórax, además presentaba una lesión en el miembro superior izquierdo en donde había hematomas y clínicamente se sospecha que había fractura”.

El hecho ha generado rechazo de los Huilenses y se espera que las autoridades logren esclarecer quien fue el autor de este crimen.
Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST