El lamentable suceso se registró el pasado jueves 30 de agosto, hacia las 4:00 p.m., en el barrio Boston, ubicado al sur de Cartagena, cuando Ronald Chico Babilonia de 32 años, se encontraba con su hijo de 10 años instalando una piscina inflable en la azotea del edificio en donde viven.

Durante la actividad decidieron instalar una polisombra, que los protegiera del intenso calor, sin pensar que dicho material se conectaría por medio de una varilla a un cable de alta tensión cercano. Así lo confirmó la hermana del hoy occiso, Patricia Chico. “Una de las esquinas de la polisombra se fue para un lado, y la varilla tocó un cable de alta tensión que estaba allí en la azotea y por salvar al niño, recibió toda la descarga”, apuntó.

Ronald Chico se dedicaba a oficios mecánicos, y estaba ayudando a su hijo a instalar la piscina para el disfrute de la familia.

El pequeño fue quien primero quiso retirar la varilla del cable y por ello recibió una fuerte descarga, en ese momento el padre decidió apartarlo recibiendo el total de la descarga eléctrica  que le causó la muerte instantánea.

El menor de 10 años, quedó inconsciente, y fue trasladado rápidamente al centro asistencial La Casa del Niño, en donde en estos momentos permanece recluido en la unidad de cuidados intensivos en delicado estado de salud.

Fuente Sistema Integrado de Información

RELATED POST