El subteniente Raúl Muñoz Linares pidió acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Muñoz Linares radicó la solicitud el 10 de abril de 2018, pero solo hasta este martes se conoció la noticia.

Este exmilitar fue el protagonista de un horroroso caso que conmocionó al país: el 14 de octubre de 2010, en Tame (Arauca), violó a Jenny Narvey Torres Jaimes, una niña de 14 años, y posteriormente la asesinó.

Lea también: Reforma a la JEP tiene en negociaciones a Uribe, Petro y Farc

Además, mató a los hermanos de Jenny: Jimmy Ferney y Jeferson Giovany, de nueve y seis años, respectivamente.

En septiembre de 2012, Muñoz Linares fue condenado a 60 años de cárcel, la máxima pena contemplada en Colombia.

Este crimen estremeció al país por los detalles escabrosos. El subteniente, unos días antes de matar a Jenny, “montó un observatorio” para espiarla y asegurarse de “que su padre no iba a estar”, según informó la Fiscalía en su momento.

Lea también: Fiscalía entregó a JEP informes sobre hechos ilícitos de las Farc y agentes del Estado

Además, explicó la juez del caso, Muñoz Linares mató a los pequeños con golpes de machete en la cabeza. Él negó lo ocurrido e incluso llegó a decir que la guerrilla hizo un montaje en su contra.

Sin embargo, su culpabilidad se demostró con pruebas de ADN y la declaración de otra menor de edad a la que él violó días antes del crimen.

La solicitud para acogerse a la JEP está “en la Secretaría de la sala de definición de situaciones jurídicas”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST