En el municipio de Girardot en Cundinamarca una menor de 3 años de edad fue castigada por su progenitora, quien le puso una plancha caliente en sus manitos.

La Policía de infancia y adolescencia llegó al predio ubicado en el barrio La Estación, en donde hallaron a la criaturita con serias quemaduras en sus manos, situación que generó su traslado a un centro hospitalario de la zona, mientras la malvada madre resultó denunciada por el delito de lesiones personales contra persona incapaz de resistir.

La pequeña afectada por la furia que quien la trajo al mundo, tan pronto se recupere, será puesta al cuidado en uno de los hogares del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, mientras se resuelve la situación.

Por:

La Cariñosa

RELATED POST