Una mujer rusa ha confesado haber asesinado a su hija de 18 años con un hacha porque la adolescente era “demasiado argumentativa”.

Según reseñaron los medios locales, Tatiana Degirmendzhy, de 49 años, atacó a su hija Yulia mientras dormía en su casa en la ciudad de Chaykovsky en Rusia. La madre golpeó a su hija dormida varias veces con un hacha cortándole una arteria en el cuello. 

Las autoridades revelaron que la mujer huyó de la escena, fue a una estación de ferrocarril y tomó el primer tren de Chaykovsky.

La víctima fue descubierta varias horas más tarde por su hermano mayor, Sertan Degirmendzhy, de 22 años, quien había regresado a casa después de una caminata. El joven encontró a su hermana inmóvil en su habitación, con sangre por toda la cama y las paredes.

El arma homicida que yacía en el suelo cerca de la cama estaba cubierta de sangre. Los paramédicos que llegaron a la escena determinaron que la joven había muerto por una pérdida de sangre masiva. 

Los detectives a cargo de la investigación suponen por las heridas encontradas en el cuerpo de la víctima, que la madre había intentado desmembrar el cuerpo de su hija. 

La mujer fue capturada 24 horas después tratando de abordar un tren en la ciudad de Izhevsk . Según la policía, Tatiana confesó haber asesinado a su hija, y agregó: “Si hubiera tenido siete hijas como ella, las hubiera matado a todas”.

Degirmendzhy podría enfrentar una pena de 15 años de prisión si es encontrado culpable.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST