La insólita historia se dio en Buenos Aires cuando una perrita de la calle acogió a un bebé que había sido abandonado por su madre. El animal le brindó calor al menor en medio de las bajas temperaturas que azotan a la capital argentina.

El pasado 12 de julio una mujer desalmada decidió abandonar a su pequeño bebé en un coche que también era usado por una perra y sus cachorros. De acuerdo al dictamen médico el menor logró soportar el intenso frío de la madrugada bonaerense gracias a que fue cobijado por la perrita que responde al nombre de Puti.

Cuando amaneció, los dueños de Puti se encontraron con que la perrita estaba protegiendo al bebé, por lo que decidieron alimentarlo y darle abrigo, Finalmente decidieron llevar al pequeño a un hospital, donde estuvo internado y recibió atención médica.

Dos días después de que el menor fuera encontrado, la irresponsable madre apareció y de inmediato fue detenida por orden de un juez. Los hermanos del pequeño abandonado fueron llevados a un hogar de paso mientras se determina la suerte de su malvada progenitora.

RELATED POST