Ecobiblioteca Castilla la Nueva

El municipio de Castilla la Nueva, en el Meta, se destaca cada vez más como centro de desarrollo cultural y tecnológico, factor que se ha evidenciado con la llegada de grandes proyectos al territorio.

Uno de esos es la Ecobiblioteca, una de las obras más importantes de la región. Su inauguración en 2017 no solo significó un gran avance en cuanto a infraestructurasino también una gran apuesta en cultura, educación y fortalecimiento del arte llanero. 

El proyecto ha beneficiado a más de 9.000 habitantes a través de distintos servicios y espacios, entre los que se destacan la ludoteca, videoteca, auditorio, salas de exposición, biblioteca, cursos de bilingüismo y espacios de esparcimiento para niños.

El lugar cuenta, además, con grandes herramientas tecnológicas para que familias, niños, jóvenes y la comunidad en general puedan disfrutar de un espacio multicultural que promueve el conocimiento, la creatividad y el sano esparcimiento.

Software especializado en aprendizaje en materias como matemáticas, anatomía, física, química, geometría y programación; licencias de contenidos digitales de temas para aprendizaje desde grado cero a once; laboratorios virtuales de física y química, y equipos y software de grabación y edición de video son algunas de las dotaciones con las que cuenta el lugar.

Ecopetrol y la Alcaldía Municipal fueron quienes dieron vida a este ambicioso proyecto, en el que la empresa aportó para su construcción $13.868 millones, además de $2.785 millones para la dotación de libros, mobiliario, equipos informáticos y materiales en general. La Alcaldía, por su parte, aportó $3.786 millones para el desarrollo de esta iniciativa.

“Queremos que la cultura de nuestras regiones, los jóvenes, las poblaciones de todas esas zonas donde nosotros operamos, tengan un beneficio palpable para que sigamos fortaleciendo la cultura, la educación, las tradiciones, y qué mejor que un espacio como este”, indica Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

Y es que el impacto de la Ecobiblioteca ha sido positivo para la población del municipio. Además de tener un lugar para centralizar sus actividades educativas y culturales, los habitantes tienen también en este un espacio para fortalecer sus relaciones.

“La Ecobiblioteca ha permitido fortalecer los lazos familiares con espacios como los cines. Cerca de 500 personas son las que se benefician cada viernes del cine al parque. Las proyecciones de películas albergan a familias enteras”, cuenta Christian Herrera, secretario de Educación, Cultura y Deporte de Castilla la Nueva.

La dinámica de la biblioteca ha estado en pro de “dinamizar el amor por la lectura, generar sentido de pertenencia por el municipio y de las actividades culturales”, agrega Herrera, quien resalta que la cultura llanera se ha hecho visible gracias a actividades desarrolladas por los niños del municipio, como murales y obras artísticas que rescatan y hacen alusión a la misma, y que han estado articuladas con el trabajo de docentes de las distintas instituciones educativas de la zona.

Redacción comercial – Sistema Integrado Digital 

RELATED POST